Revista DOXAComment

INDEPENDIENTE DEL VALLE. LOS QUE, EN TANTO TIEMPO, SÍ PUDIERON UNIR AL ECUADOR

Revista DOXAComment
INDEPENDIENTE DEL VALLE. LOS QUE, EN TANTO TIEMPO, SÍ PUDIERON UNIR AL ECUADOR

Miguel Alvarado Almeida. 18 años. Universidad Casa Grande.

 

Esfuerzo o suerte. A lo mejor un poquito de ambas. Bueno, tal vez más de la primera. Independiente del Valle siempre fue, durante toda la Copa Libertadores de América 2016, la última opción en todo. Absolutamente todo. Fue el último equipo ecuatoriano en clasificar a la copa, después de Emelec y Liga de Quito. Los de Sangolquí consiguieron un cupo para la Primera Fase del torneo. En una eliminatoria, con partidos ida y vuelta, enfrentaron a Guaraní (Paraguay). Desde esa repesca por llegar a fase de grupos, toda América entera vio que Independiente podía llegar más de lo que creían. Además, tendrían ellos muchas cosas a su favor.

En una eliminatoria que comenzaron ganando (1-0) en el Estadio Rumiñahui, en Sangolquí, Independiente mostró una solidez en el medio campo con sus dos pivotes. Jefferson Orejuela y Mario Rizzoto se convirtieron en los recuperadores de la zona central de la cancha. Cortaban absolutamente todo. Todo balón interceptado era enviado hacia las bandas, donde Bryan Cabezas o Julio Angulo podían internarse con gran agilidad, o sino al centro, que recibía Junior Sornoza y generaba peligro. Aunque el partido de vuelta, en Asunción, los del Valle pudieron mantener la llave a su favor. En el último minuto del partido, una falta de Arturo Mina en el área significó un penal, para los locales, que pudo haberle costado la eliminación. Sin embargo, López falló la pena máxima. Independiente clasificó al Grupo 5 de la Libertadores, en el cual iba a enfrentarse a Atlético Mineiro (Brasil), Colo Colo (Chile) y Melgar (Perú).

La clasificación dentro del grupo parecía complicada. El Atlético Mineiro y Colo Colo eran los grandes favoritos. No obstante, los del Valle no se dejaron amedrentar. El comienzo fue ante Colo Colo, en Sangolquí. Rescataron un empate a 1. Luego, ante Atlético Mineiro cayeron por la mínima allá en Belo Horizonte. Ante Melgar pudieron coger fuerza al derrotarlos 0-1 en Arequipa. Se vino la fecha espejo. En Sangolquí, ganaron 2-0 a los peruanos. Derrotaron en su casa, en un partido para el recuerdo, 3-2 a Atlético Mineiro. Finalmente, consiguieron la heroica clasificación en Santiago de Chile frente al Colo Colo. El empate o la victoria le servían a los de Sangolquí. Sin embargo, el local necesitaba un triunfo también para clasificar. En un gran partido, donde emoción fue lo que sobró, el empate a cero dominó el encuentro. Oportunidades para ambos, el travesaño y horizontal beneficiaron también al visitante. Independiente clasificó a los octavos de final.

Dos días después de la histórica clasificación, el Ecuador sufrió una devastadora catástrofe. El país fue azotado por un terremoto de 7,6 grados en la escala de Richter que afectó principalmente a las provincias de Manabí y Esmeraldas. Independiente del Valle decidió ayudar a las zonas afectadas. La directiva trasladó a Quito la ciudad sede del club durante la Libertadores. Toda la taquilla recolectada, en el Estadio Olímpico Atahualpa, sería donada para las zonas que sufrieron daños por el terremoto. Ese hecho marcó el corazón de muchos ecuatorianos, quienes viendo la campaña del club y la iniciativa que tuvieron, decidieron ir a apoyarlo.

En las fases eliminatorias de la Libertadores, Independiente enfrentó a los rivales más difíciles del continente. Primero, River Plate (Argentina), el actual campeón, el mejor equipo de América. La altura, como siempre, afectó a los argentinos y benefició a los ecuatorianos. Independiente del Valle corrió la cancha del Atahualpa con tanta rapidez que desgató a la defensa ´millonaria´. Con goles de José Angulo y Junior Sornoza, Independiente del Valle se llevó una gran ventaja a Buenos Aires. En el partido de vuelta, jugado en el Monumental de River, Librado Azcona se consagró como uno de los mejores arqueros del campeonato. Sacó casi todos los balones. La defensa también ayudó en el despeje. Curiosamente, los jugadores de River no estuvieron finos ese día. La victoria del campeón por 1-0 no les sirvió e Independiente consiguió su pase a los cuartos de final.

Pumas (México) parecía el rival más fácil de la llave. Sin embargo, le dieron pelea a los de Sangolquí. En el Atahualpa, los locales ganaron 2-1 aunque por el mismo marcador perdieron en Ciudad de México. Los penales decidieron la suerte y Azcona estableció que Independiente debía clasificar. Tapó solo un tiro. Fue suficiente para ganar la definición. Los del Valle vivían un sueño. Estaban en las semifinales de la copa.

El parón por la Copa América Centenario no debilitó al club ecuatoriano que se enfrentaba al gran favorito para llevarse el torneo, Boca Juniors (Argentina). El partido jugado en el Atahualpa lucía un lleno total, al igual que los dos anteriores. Independiente remontó el marcador con goles de Cabezas y Angulo. El país entero deliró. Boca fue derrotado por un equipo que vivía un sueño. La vuelta parecía más complicada. La Bombonera presionó como siempre. Independiente volvió a remontar. Aunque el primer gol de Boca fue tempranero, el empate por parte de Caicedo fue instantáneo y los goles de Angulo para concluir la remontada fueron chocantes al comenzar la segunda mitad. El penal que atajó Azcona quitó todo sueño de Boca para llegar a la final. Al final hubo otro gol de Boca que solo quedó para las estadísticas. 2-3. Batacazo en Buenos Aires. Independiente del Valle consiguió la clasificación a la Final de la Libertadores. Después de Barcelona SC y Liga de Quito, los del Valle son el tercer equipo ecuatoriano en disputar la máxima instancia internacional.

La suerte no les acompañó del todo en los dos últimos partidos. El fútbol que practicaba el Atlético Nacional (Colombia) era muy bueno. Dirigido por un conocido nuestro, Reinaldo Rueda, los del Valle no pudieron sobreponerse ante el efecto ´verdolaga´. Aunque en Quito, Arturo Mina salvó los muebles en los últimos minutos con el empate a 1, en Medellín se confirmó cual era el mejor equipo de América. Atlético Nacional venció por un gol. Después de 27 años, volvieron a conquistar la Libertadores.

Sin embargo, Independiente fue recibido en el Ecuador como un equipo héroe. Despertaron la unión nacional en tanto tiempo, algo que nadie ha podido hacer. Colaboraron con los damnificados y llegaron a tocar el corazón de muchos ecuatorianos. El Atahualpa era una fiesta. En las gradas se veía hinchas con todas las camisetas pero gritando a un solo equipo: al único representante ecuatoriano en las fases eliminatorias. Conducidos por Pablo Repetto, los del Valle vivieron un sueño que no pensaban poder alcanzar.

Como todo lo bueno produce sus frutos, varios jugadores del club fueron vistos por ojos del exterior y comprados a varios clubes del mundo. José Angulo, Luis Caicedo, Jefferson Orejuela, Librado Azcona, Arturo Mina, Junior Sornoza, Julio Angulo y Bryan Cabezas partieron al exterior, al igual que el entrenador. Michel Deller, presidente del club, quebrantó los principios del equipo en esta nueva temporada. Realizaron varias contrataciones. Tienen que preparar el campeonato y aún pulir más a sus juveniles, quienes son el verdadero baluarte del club. El deseo de los de Sangolquí es poder llegar más lejos aún, pero principalmente, volver a darle una alegría al Ecuador.