Revista DOXAComment

Note 7: toda una explosión en el mercado

Revista DOXAComment
Note 7: toda una explosión en el mercado

Xavier Toala. Centro Educativo Bilingüe Interamericano. 17 años

En la actualidad, la empresa surcoreana Samsung es muy conocida por la fabricación de sus Smartphones y tablets, cambiando la manera de utilizar un dispositivo móvil y revolucionando la vida del ser humano de una manera digital. El Galaxy Note 7, representando al dispositivo más actual de dicha empresa, cuenta con un fallo de fábrica que ha dado la vuelta al mundo.

El Samsung Galaxy Note 7 es un dispositivo de gama alta, que cuenta con un excelente diseño, una muy buena cámara y otras funciones que hacían llamativa la compra del mismo. El teléfono fue lanzado a la venta el 19 de agosto del presente año, pero para el 2 de septiembre se reportaron más de 30 casos de dispositivos explosionados.

Existen varios cuestionamientos sobre el por qué se ha dado este suceso, pero Samsung no ha dado ninguna opinión del mismo. Sin embargo, se especula mucho que pueda tratarse de un problema de batería; las baterías por lo general suelen estar hechas de litio, que rara vez suelen hincharse hasta el punto de explotar. Sucede rara vez, pero suelen ser causadas por dos motivos. El primero es por una pinchada, que puede suceder por algún golpe que ocasione la rotura del material que la cubre. Y el segundo se podría dar por un sobrecalentamiento, la mayoría de los casos de explosión se han dado mientras se cargaba el dispositivo. Cuando un dispositivo se carga mientras está encendido se puede formar un cortocircuito en la batería al formar un calor excesivo, esto podría llevar a una fuga térmica, la cual sucede cuando la superficie de una batería no se puede enfriar, creando una cadena de calor llevándola a la batería, y en casos extremos a la explosión de esta.

A pesar de todo este problema, los usuarios no han querido dejar de utilizar su dispositivo (Note 7), ya que informan que les brinda facilidad de uso y satisfacción, confianza, innovación (el "mejor" del mercado), buen funcionamiento y nuevas aplicaciones (SPen, escáner de iris, cámara).

No obstante, la empresa surcoreana ha decidido retirar el producto de sus fábricas y del mercado por seguridad, la misma señala que se vendieron 2.5 millones de dispositivos a nivel mundial, de las cuales calculan que 24 de cada millón vienen con una batería defectuosa.

La empresa ha tomado las medidas adecuadas y ha mandado una funda antiestática, una pequeña caja, una caja más grande, una caja a prueba de incendios, una caja grande para manipular y un par de guantes de látex.  Además, un manual de instrucciones, que detalla cómo se tiene que colocar al dispositivo para salvaguardar la integridad física de las personas.

Se han dejado de producir copias en el mundo y el dispositivo ha quedado oficialmente “descontinuado”.

 

A continuación, dejaré otros datos curiosos acerca de la aparición del Note 7:

Subir un Galaxy Note 7 a un avión en los Estados Unidos puede costarte hasta 180.000 dólares. La FAA (Administración Federal de la Aviación de los Estados Unidos) prohibió rotundamente subir alguno de estos dispositivos a alguna aerolínea e inclusive podrían multar a las personas con una cifra de $180.000 o una multa de 10 años en prisión, ya que un avión tuvo que ser evacuado debido a un pequeño incendio causado por la misma Note 7. La FAA lo tomó como razón suficiente para que el terminal sea considerado como un peligro para los próximos vuelos.

Nunca existió una Note 6En el 2015 Samsung lanzó el Galaxy Note 5. Para este año decidió saltarse hasta el 7. Según CNET, fue para competir directamente con el iPhone 7, que también se lanzó este año. 

Un iPhone 7 también explotó como el Samsung Galaxy Note 7. La empresa estadounidense Apple Inc. cuenta con una línea de celulares que al igual de popular que Samsung, por lo que ha existido una rivalidad desde su primera aparición en el mercado, y ésta tampoco es libre de explosiones. Uno de los iPhone 7 que explotó lo hizo antes de llegar a las manos de su dueño. "Algo sucedió entre la fábrica y la entrega", señaló el usuario de Reddit que publicó varias fotos del equipo dañado y la caja en la que vino. Hasta la fecha, ni Apple, ni UPS se han pronunciado.

Otro de los casos menos escandalosos, es el de la batería inflada de un IPhone 7 Plus, la cual deformó internamente al celular, y no dejó otro problema que su inhabilitación.