Revista DOXAComment

¿Tropiezo o caída?

Revista DOXAComment
¿Tropiezo o caída?

José Santiago Salas. Torremar. 18 años

Ya con la cabeza mucho más fría, se ha podido analizar lo que fue la tricolor en la pasada doble fecha de eliminatorias sudamericanas que se jugaron en la primera semana del presente mes. Angustiados, enojados, sorprendidos, decepcionados y bastante preocupados son algunos de los sentimientos que tienen jugadores, cuerpo técnico, periodistas y aficionados en general del combinado del territorio patrio. Un equipo que había arrancado tan bien este proceso, que jugo partidos históricos y marcó un momento donde se vio un futbol superior a lo antes mostrado de la mano de los técnicos desde el proceso de eliminatorias de Corea-Japón 2002; el equipo de Gustavo Quinteros. Este equipo que al principio nos dejó boquiabiertos por sus resultados positivos lo volvió a hacer pero no de la manera que esperábamos. Se pasó por una vergüenza tremenda en las últimas fechas donde no pudimos lograr ningún punto de seis posibles.

Lo primero fue contra Brasil en Quito, el siempre difícil Brasil. Venía con su mayor figura, Neymar Jr. jugador del F.C. Barcelona, además de Marcelo, William, Renato Augusto, Casemiro, entre otros. El panorama nunca fue fácil contra ellos, sabíamos de antemano que sería un partido difícil, pero no con ese resultado. Brasil nos sometió con un 0-3, perdimos un invicto de casi 16 años contra la “Canarinha” y nos volvieron a ganar por tres goles de diferencia en Ecuador, cosa que no ocurría con la Tri desde 1960.  Se sufrió la mayoría del partido, se vio claramente que la altura de nuestra capital ya no nos juega a favor, los equipos ahora vienen antes y esto les da tiempo para prepararse, aclimatarse a la altura, saber cómo administrar sus energías para que rindan todo el partido. Como se ve con los rivales, vienen cada vez con una preparación más rigurosa, lo peor es que nuestros titulares ya no están acostumbrados a jugar en la altura, lo que hace que se deterioren mucho más rápido en el partido como le paso al “Zar” Noboa. Fue una paupérrima participación del equipo de todos.

En la siguiente jornada jugamos lo que creíamos que iba a ser nuestra revancha, pero no nos acompañó la suerte. Nos fuimos a la capital del país “Inca”, a Lima. Los de la franja roja venían necesitados de puntos, se estaban hundiendo demasiado en la tabla, hasta llegar al punto que Paolo Guerrero dijo que si no ganaban a Ecuador se retiraba del combinado patrio. Por el otro lado nosotros también estábamos necesitados de puntos, pero para no aflojar los primeros lugares y así seguir en puesto de clasificación directa para la Copa del Mundo. Nos costaron nuestros errores en Perú.  Así mismo lo sufrimos y lo perdimos 2-1. Se convirtió en alarmante, en las últimas cuatro fechas de eliminatorias solo hicimos un punto de doce (Empate a dos contra Paraguay en Quito). La defensa nos sigue trayendo problemas, aun no encontramos a los indicados, Gabriel Achilier jugador de Emelec no pasa por sus mejores momentos profesionales, la “hormiga” Paredes en el Watford a duras penas está en la banca de suplentes, así mismo esto también le ocurre a Felipe Caicedo y Jefferson Montero; ellos son titulares indiscutibles en el equipo tricolor pero en sus clubes no acumulan minutos ni buenas actuaciones.  El mediocampo no se escapa, la mayoría de personas están de acuerdo que junto al “Zar” Noboa se necesita a alguien de experiencia y buen juego, Carlos Gruezo no es el acompañante ideal. Gustavo Quinteros debería razonar, si ve que no le están dando resultados estos jugadores, que recuerde que tiene una plantilla más extensa y que no se limite el mismo a los mismos cambios cada partido

Comenzó la lluvia de críticas contra el cuerpo técnico y jugadores. Se recalcó mucho que se convocaron a jugadores que no pasan por el mejor momento en su club, ya sea porque no cuentan con los minutos suficientes, bajo rendimiento o recién se encuentran volviendo de una lesión, como los que ya fueron mencionados, también se reclama que hay jugadores jóvenes con potencial que no están siendo tomados en cuenta por el entrenador. El presidente de la Federación Ecuatoriana de Futbol, Carlos Villacis, pidió que convoquen a jugadores que en verdad sientan la camiseta y así mismo Christian Noboa dio una entrevista en donde dijo que lo mejor es convocar a los que se encuentran en mejores condiciones, que la selección es de momentos y los jugadores deben aprovechar eso. Muchos piden la inclusión de jugadores de Independiente del Valle, club ecuatoriano que despunto en la pasada edición de la Copa Libertadores o también de Barcelona Sporting Club que pasa por gran momento siendo puntero del campeonato nacional.

En conclusión a Ecuador le queda mucho por corregir. Estuvo en un nivel asombroso sus primeras fechas donde la gente más lo dudaba y esperamos que vuelva a ese nivel. La altura ya no es aliado nuestro no podemos depender de ella ni del momento por el cual está pasando el otro equipo. Las eliminatorias sudamericanas son las más duras del mundo. Hay que analizar si lo mejor es hacer un microciclo con los jugadores, se vienen partidos importantes contra Chile y Bolivia, para ver cuáles son los que están en mejores condiciones. En la selección nadie tiene puesto asegurado y eso todo jugador lo sabe, los que llegan es por mérito y esperamos que eso lo puedan demostrar en la cancha con toda la garra y esfuerzo como lo hicieron en los primeros partidos. Si a un jugador le pesa demasiado la camiseta de la selección o simplemente no está dando su máximo esfuerzo debería dar un paso al costado. Todos apoyamos cuando se está ahí pero ellos deben de tener su propia autocritica, si no están bien que sean sinceros. Para el entrenador es lo mismo, si ve que su proceso no le está dando resultados debería optar por cambiarlo o si no le costara más caro en el futuro. Para algunos la meta es clasificar a un Mundial para otros hacer un buen papel en el, uno es mucho más exigente y es lo que más se esperan los aficionados. Que la suerte siempre este con nuestros jugadores.