¿Nueve meses en familia o seis meses sin trabajo?
Julio Intriago, 18 años, Universidad Casa Grande.

Mucho de lo que se vivía hace cincuenta años ha cambiado y se ha convertido en lo que conocemos por realidad hoy en día. La mujer ha adquirido un papel de suma importancia en el desarrollo de una sociedad. Aunque aún hay muchos que luchan por la igualdad de género, la mujer ha surgido y se ha destacado en muchos ámbitos, siendo el laboral uno de ellos. A pesar de que las mujeres y los hombres se desenvuelven en sectores muy parecidos, estos difieren de gran manera como seres biológicos.

El simple hecho de que la mujer sea capaz de llevar en su vientre a un ser humano, lleva a los líderes de cada nación a crear leyes que las protejan, como la licencia materna. Esta licencia, en el Ecuador, les otorga a las madres tres meses de permiso sin comprometer su sueldo.

En el Enlace Ciudadano 465 transmitido desde Vilcabamba el pasado 5 de marzo, el presidente Rafael Correa propuso una reforma a la licencia materna. Correa les da la opción a las madres a extender su licencia por seis meses más de lo ya establecido con la condición de no recibir sueldo (siempre y cuando la madre se dedique enteramente al cuidado de su hijo). Esta propuesta, que solo intenta fortalecer el núcleo familiar ecuatoriano según expresa el Primer Mandatario, trae consigo beneficios y contras tanto a la mujer trabajadora como a las instituciones para las que trabajan.

Luego de repasar los puntos de esta propuesta y de escuchar el punto de vista de muchas madres trabajadoras que conozco, pude desarrollar las siguientes ideas. Lo que sí vale recalcar es que todo lo que se propone es opcional. Es decir, si la madre no desea extender su licencia está en todo su derecho y se podrá reintegrar a su trabajo con normalidad. Sin embargo, cada mujer vive la maternidad diferente y la misma puede llegar a ser muy exigente y agotadora así que, por esto, habrá mujeres que sí aprovecharán la extensión.

Estar con licencia nueve meses le permite a la madre estar más en contacto con su hijo quien gozará de una mejor nutrición. Sin embargo, la canasta básica no puede ser suplida con el salario básico que reciba uno de los padres así que el hecho que la mujer no aporte económicamente al hogar sí afectará su estilo de vida. Genial sería tener licencia nueve meses y ser remunerada, ¿no? Pues sí sería ideal para la madre pero no para la institución para la que trabaja.

No es conveniente para ninguna empresa darle dinero a alguien que no está trabajando, peor aún en un periodo largo. Si esto sucediera, presenciaríamos poco a poco una ola creciente de embarazos. El hecho de que la mujer pueda conservar su trabajo sin ser remunerada es beneficioso para la empresa. El empleador estaría seguro de que contará con el aporte de la mujer luego de que culmine la licencia pero durante este tiempo no tendrá la obligación de otorgarle los beneficios que le ofrece la ley al empleado y no gastaría dinero de más. Cada quien saca su beneficio de esto, todo depende de qué punto de vista es analizado. La realidad que vive cada familia es diferente así que la decisión de llevar a cabo esta propuesta está en cada uno. Como madre que trabaja, ¿por qué optarías? ¿Nueve meses en familia o seis meses sin trabajo?